Lavado de cara

 

 

... y algo más. He decidido cambiar el título y la portada. Como podréis observar, La divinidad del mal ha dado paso a El asesino bendecido por Dios. Entre paréntesis mantengo el título anterior, al menos durante las primeras semanas, para que no haya confusión. Este nuevo título que he decidido poner es el que en un primer momento tenía pensado. Pero al final lo cambié. La vida da muchas vueltas y, finalmente, el original ha acabado venciendo. Creo que es un título más atrayente.

En cuanto a la portada, más de lo mismo. Para vender un producto, que al fin y al cabo es de lo que se trata, hay que exprimir todo lo que está a nuestro alcance. Esta nueva portada también creo que es más atrayente. Espero que ambos cambios os gusten. A mí, sí.

También he aprovechado para añadir al ebook un índice activo, en el que poder navegar con suma facilidad. Hay que intentar mejorar el producto para que usted, comprador, se sienta satisfecho con la compra. ¡Qué menos que eso! Aunque en un libro, lo que importa es el contenido.

 

Por otro lado, me complace anunciaros que mi nueva novela ya está en la recta final. Posiblemente en una semana estará publicada en Amazon.

Estoy inmerso en la cuarta revisión del texto, intentando perfeccionarla al máximo. Estoy enormemente ilusionado, y tengo puestas en ella unas grandes expectativas. Creo haber dado un paso adelante, como escritor y como narrador. Es evidente que el hábito hace al monje. En mi caso, también ayuda el hecho de que, día a día, mis ganas por mejorar son insaciables. Para mí ha sido un reto escribir esta novela. Y el resultado ha sido... satisfactorio. Iba a decir "colosal, sublime", pero mi humildad y mi cautela me lo prohíben. Y no soy yo el que tiene que catalogarla o ponerle nota, sino vosotros, mis queridos lectores.

La portada ya está creada, y la maquetación del texto para la coversión a formato Kindle está preparada. Todo está preparado, tan sólo falta, como ya he mencionado, terminar la última revisión del texto. Bueno, al menos espero que sea la última. Nunca se sabe si todavía descubriré algo que necesite algo más que una corrección.

 

¡Que disfrutéis del verano!

Escribir comentario

Comentarios: 0

 

 

Sígueme en Twitter